"Decir"sentimientos


A veces se hacen pocas las palabras cuando se quieren “decir”sentimientos, y no se abarca todo ese universo que se quiere y se necesita expresar; otras veces no se puede exorcizar las emociones que nos estrangulan el alma , y a solas, en el acto más íntimo que una puede tener consigo misma, cuando la poesía adquiere ese matiz de eterna confidente, y su verbo es el tuyo, ahí se queda plasmado, compartido con el mundo lo que somos, la poesía se hace voz, nos desnuda y nos devuelve a nuestros orígenes eternos, al corazón del universo.

sábado, 23 de marzo de 2013

SILENCIO APRENDIDO


Víveme con las contradicciones
que me empujaron a tu orilla.
Maldice mi existencia
cuando apriete tu garganta con mis palabras.
Paraliza mi sangre con tu mirada
cuando el fuego de tu ira
no encuentre salida
a esta vida loca, absurda y desenfrenada ,
que el destino ha guardado en botella de plata
para envenenarnos el alma.
No tengo respuestas,
no tengo tristezas,
no tengo calores
que ofrecer al mundo
a cambio de nada.
Mis manos se han ido vaciando
de amor, de rabia,
de cordura y de utopías
Mi mirada la nubla la locura
Ya no oigo el cantar de la lluvia
sobre el tejado de latón de mi casa.
Sorda a la música del agua
necesito reinventar mi nacimiento
necesito creer en mi de nuevo
danzar histriónicamente bajo la oscuridad,
bajo la incógnita de las estrellas,
liberar mi tragedia acariciando el aire con mis gestos
volando grácil y sin peso.
Mis venas dúctiles cables de mis sentimientos,
dibujando el firmamento con mis dedos,
dispuestas a abrir el caudal de mis deseos,
mueven mis rápidos internos,
apuran el devenir de mis pensamientos,
y caigo de rodillas en la playa de mis torturas,
donde la necesidad de gritar en la inmensidad de la noche,
enmudece ante el silencio aprendido del alma,
Y no derramo ni siquiera :….una lágrima.



MAR DE NOCHE


Ruge el mar de noche
sin condiciones,
sin soledades
se tiene a si mismo
aunque yo no le vea.

Sé que enarbola espumas por banderas
desgarra sentimientos
que no se expresar

Se hace eco de mis marismas
y me dice que siempre estará
que le crea
que no va a dejarme como los demás
que forma parte de la sangre
que irriga todo mi ser

Mi alma,
se crece cuando lo hace la marea
Mi pulso,
se acelera cuando le tengo cerca
Mi mirada
le busca cuando me marcho a tierra
Su olor,
me retorna a la vida cuando carezco de ella
Su caricia,
se vuelve eterna
y su sonido salvaje en la inmensidad de la noche
hace palpitar mi ser de dentro a fuera
Yo, era su hija
Y ahora convertida en su amante
no le importa mi edad
ni mi condición
ni mi vacuidad.

No le importa mis otros amores
Siempre que esté a la orilla de él
Siempre que le mire enamorada
Siempre que le sea fiel

Ay, azul elemento de mis fijezas
de mis ansiedades proscritas
de mis laberintos siniestros.
Alcahuete celoso de mis furtivos encuentros

Sé que estarás fielmente hasta el final
sé que será tu abrazo
la última caricia que mi espíritu reclame
cuando haya decidido navegar a la otra orilla
regresando por fin a tu regazo…

Liliana Tavío Aguilar©Marzo 2013



Liliana Tavío Aguilar©Marzo 2013

EL SACO DE MIS RECUERDOS



Caminamos con el saco a cuestas del olvido
aligerando su carga
cuando la experiencia demanda haber existido.
Y lo abrimos,
y sacamos de a uno los recuerdos,
Éste,
me sirvió para recordar tu sonrisa
Este otro,
para recordar tu llanto en una despedida
Aquí está,
éste,
que me hizo entender
que amarte y no hacerlo
eran la cara y la cruz de la misma moneda.
Acá,
está éste,
el que me dice cada vez que le veo
que los días grises y los de luz
se suceden cíclicamente
sin que yo pueda hacer nada
para detener ese proceso,
pero que de mí depende
que convierta en una fiesta un día de lluvia
o en arrasadora tormenta una iluminada mañana.
Mira,
en éste,
la música del arrullo del silencio,
donde el sueño armonioso de tu alma me pertenecía.
Y aquí está también,
el baile de tu rabo
recordándome la simpleza de la felicidad
en el hecho de mirarte.
Hoy solo quiero aligerar el olvido
con los recuerdos del alma
recordar durante el día que al final de la noche
tu calor calmará mis heridas
y que me han bendecido los dioses
regalándote en mi vida.
Liliana Tavío Aguilar©2013

sábado, 16 de marzo de 2013

EL JARDÍN PROHIBIDO


No respiro más allá de tu pesar
no me atrevo a robarte el aire
cuando ya no tengo
Escondido tras esa empalizada
que fuimos construyendo
se oculta un sentimiento azorado,
castigado,
por impetuoso,
por imprudente,
y temerario,
de provocador nacimiento
y equivocado destino.
es demasiado tarde para recuperar lo perdido
No quiso salir al recreo
y se quedó atrapado tras los cristales del sueño
No pudo gritar su desespero
mirando aquellos niños
que a él nunca le vieron
Triste y solitario sentimiento
deambulando tras las rejas del jardín prohibido
Ese,
que solo espera a los amantes de papel de arroz.
Esos,
que solo lloran tinta de versos derramados
en las noches en que las ninfas enfermaron
en el  esfuerzo desmedido
al azuzar  la pasión y el amor enceguecido
La realidad monta guardia a la puerta
del jardín prohibido
donde la razón acecha,
y donde el corazón ya no es oído.
Liliana Tavío Aguilar@Marzo 2013